éS To Europe with love

Sábado 29 de Mayo, Aberdeen

Como podréis imaginar, un tour con más de veinte personas a bordo se presta a todo tipo de fallos logísticos; juntar a todo el mundo en el sitio y hora acordada no es más que el primero de todos. Cuando el lugar elegido es Aberdeen, no especialmente conocido por su céntrico emplazamiento, el día pasa esperando a que lleguen todos. Por suerte para los que esperábamos, junto al hotel teníamos una placita bastante divertida donde todo el mundo pudo ir estirando las piernas. Una vez reunidos todos nos acercamos al indoor donde al día siguiente daríamos la primera de las demos. Transition Extreme se sitúa, sin duda, en la lista de indoors “de p#¢a madre” para principiantes. El sitio es enorme, muy bien construido y con gran variedad y originales obstáculos. La trouppe no dudó un momento en ponerse a ripar. Paramos para comer algo de pizza y volvimos a la sesión que no duró mucho más ya que Bobby, accidentalmente, activó la alarma de incendios. Menos mal que nos escaqueamos antes de que llegaran los bomberos. ¡Perdón a todos!

Domingo 30 de Mayo

Segundo y último día en Aberdeen, y primera demo del tour. Supongo que eventos de este calibre no pasan a menudo por la ciudad, ya que el skatepark estaba totalmente abarrotado de ansiosos espectadores, algo bueno sin duda para todos los implicados. Sin perder un segundo Rattray, que jugaba en casa, destrozó el circuito. Ricardo andaba repartiendo su técnica por aquí y allá. Ben Raemers patinó como el que en dos horas intenta planchar los trucos de dos semanas; una pena que un mal golpe en la cadera terminara con el espectáculo. La demo acabó con Rattray y Stu Graham destrozando el bowl grande, un espectáculo digno de presenciar. Lo siguiente en la agenda eran un par de spots en Aberdeen antes de seguir nuestro camino hasta Edimburgo por la tarde. El primer spot era un rail muy suave, casi flatbar, saliendo de unos escalones en una iglesia. Las baldosas en la carrerilla necesitaban un arreglo, pero Bobby pudo planchar un Frontside Feeble Backside Out sin problemas. La siguiente parada fueron más rails en un vecindario. Al dejar la furgo un vecino se acercó y preguntó a Steve, el conductor, si éramos de la policía secreta a punto de pegar una redada. Debió confundir los patines con armas de carga policial… ¿¡quién sabe!? Terminamos el día atrapados en un “curry-house” de Edimburgo al no pagar la cena (el trasto para cargar la cuenta en la tarjeta estaba averiado) y, por último, subimos a una colina cercana para disfrutar de las vistas de la ciudad. ¡Buenos momentos!

Lunes 31 de Mayo

El sol matutino nos saludó al salir del hotel, lo que auguraba un buen día en lo que a diversión sobre skate se refiere. Como de costumbre, un spot como es debido para calentar es requisito y el nuevo skatepark de cemento en Edimburgo se ajustaba a la demanda; el sitio es increíble. Mientras unos andaban grabando algún truco, el resto nos divertimos con un local al que bautizamos “Culopollo”, debido a la postura que adoptaba al manejar su especie de patinete con tres ruedas y el contoneo necesario para coger velocidad con dicho invento. Su reinado de deslizamiento no fue largo dada su incapacidad para alejarse del peligro.

Tras una visita a Focus skateshop a la vuelta de la esquina, era tiempo de volver a las calles. El ardiente calor veraniego y unos bordillos a prueba de policía se tradujeron en un día productivo. Para cuando llegamos al triple set de Dyamic Earth el sol caía y el grupo estaba ya cansado. Nicky Howells se unió al banquillo de lesionados con Ben al aterrizar mal un Bigspin Flip y reventarse el pie durante el proceso. Josh enhebraba la aguja entre los skate-stoppers del bordillo y planchó un Nosebonk segundos antes de que nos echara la poli. Así son las cosas.

Martes 1 de Junio

Ya al levantarnos parecía claro que se avecinaba un día apestoso: de primero, lluvias torrenciales y, de segundo, nos esperaba un largo viaje hasta Sheffield. De camino, decidimos parar en 5 Bridges, en la ciudad de Gateshead, un spot cubierto que nos pillaba a mitad de camino. 5 Briges es uno de los spots de calle más antiguos de Gran Bretaña (consistente en un plano de poca pendiente debajo de una autopista), que a día de hoy ha mutado hasta ser una auténtica skate plaza gracias al ayuntamiento, que ayudó instalando unos cuantos kickers, bordillos y flatbars. Los locales quedaron entre sorprendidos y encantados de la improvisada demo y patinamos a gusto unas cuantas horas. Cuando estábamos a punto de marchar, el tobillo de Kevin decidió que se había terminado el jugar con el flatbar, torciéndose y nutriendo las filas de los soldados heridos. ¡Todo un bigotazo!

Miércoles 2 de Junio

El tiempo en Sheffield había vuelto al “modo calor” lo cual era bueno pero algo frustrante ya que, con una demo por la tarde en Corby, nuestro tiempo en South Yorkshire estaba limitado al máximo. Con la intención de aprovechar al máximo nuestro poco tiempo, dejamos aparcadas las furgonetas y fuimos a patinar un par de spots cercanos al hotel. Primera parada: rail azul de Ponds Forge. Una barandilla casi perfecta, ya que el cemento con que cubrieron la grieta de la entrada hace más de diez años estoy seguro que ha visto mejores momentos. Un montón de trucos casi se cayeron, pero la terca grieta no dio tregua y tan sólo Jimmy salió airoso con un Backlip a Fakie. Ojeamos algunos sitios más por la zona pero el tiempo se echaba encima y nos dirigimos hasta Corby. La demo fue muy bien, especialmente en la zona nueva, consistente en una pequeña habitación blanca repleta de buenos obstáculos.

Jueves 3 de Junio

El día comenzó con la baja definitiva de Ben quien, tras haber intentado patinar durante los últimos días, había quedado claro que el golpe en su cadera no era moco de pavo. Tras despedirnos de él nos dirigimos hasta la mítica tienda SS20 en Oxford para montar unas tablas y demás. En lo referente a spots callejeros está claro que Oxford no tiene mucho que ofrecer. Sin embargo, la suerte se puso de nuestro lado ya que hacía pocos días unos locales habían descubierto una piscina cubierta abandonada. No tardamos en decidir qué patinaríamos ese día. Tras un viajecito en coche, caminata por el monte entre matorrales y saltar una valla, llegamos al lugar. La piscina consistía en una suave pendiente hasta unos banks a wallride a ambos lados, algo así como una pirámide invertida. ¡Ah!, todo ello cubierto por una especie de techo de fibra de vidrio, por lo que si fuera hacía calor, aquello era lo más parecido a patinar en un invernadero que he vivido nunca. Jimmy y Mike, desatendiendo al calor, plancharon Fs Rock y Ollie a Fs 50-50, respectivamente. Jimmy se dejó la piel cayendo constantemente en el desagüe hasta que pudo librar airoso. Si no hubiera sido por el calor infernal del sitio hubiéramos patinado algo más, pero de todas formas debíamos seguir hacia el sur dirección Bristol.

Viernes 4 de Junio

Nuestro paso por Bristol pareció concentrarse en discutirse con gente. En el hotel nos quisieron poner una multa por fumar en las habitaciones sin haber sido nosotros. Una vez nos deshicimos de ésta nos quisieron cargar £100 al encontrar sangre en las sabanas de Bobby, que se había hecho un corte en el tobillo. No sé cuántas horas pudimos llegar a discutir; bastante ridículo. Para más inri, una exaltada y sobreprotectora madre nos echó literalmente de un spot junto a un parque infantil. Y así fue que tras nuestros encontronazos con las gentes de Bristol nos encaminamos hacia la más tranquila villa de Plymouth. Una vez más, ¡demo! Sábado 5 de Junio


El sábado lo pasamos volando hacia Burdeos. Nos despedimos del lesionado Nick, y Mark Frölich se unió a la expedición. Tras el vuelo y dejar las maletas en el hotel, no quedaba ya mucho más día y nos dirigimos a degustar una exquisita cena en Le Palatium.

Domingo 6 de Junio

No habiendo patinado gran cosa los días anteriores, madrugar fue imperativo esta jornada. Una vez más dejamos aparcadas las furgonetas y nos acercamos a inspeccionar un edificio modernista adyacente de 1960. Como suele pasar en estas situaciones, nos topamos con cantidad de pequeñas cosas para patinar. Una de las más interesantes resultó ser una especie de bordillo más planito en el que, sin pensárselo dos veces, Mark Frölich planchó un Frontside Crooked de libro. Jimmy y Mike hicieron lo propio con Frontside y Backside Nosebluntslides más que correctos si consultan las secuencias. El siguiente spot consistía en un rail sobre un doble set. De lo más divertido del lugar fue la llegada ya que, mientras el resto esperábamos, alguien tenía que saltar la verja para abrir a los demás… Honestamente, si estás oxidado, como yo, y vas cargando un montón de bolsas, como yo, son estos pequeños detalles los que marcan la diferencia. Frölich destruyó el spot con un par de trucazos en menos de lo que canta un gallo. ¡A saco! Poco antes de irnos Josh volvió de su particular misión en otro spot y en pocos tiros sacó de la manga un Nosbluntslide, y directos a otra demo, esta vez un parque al aire libre junto al mar. Después de la demo nos cuidaron súper bien en Riot Skateshop, y a dar una vuelta por las calles: patín, birras, ¡hasta vimos un altercado!

Lunes 7 de Junio

Para muchos el lunes significa vuelta al cole, en solidaridad pasamos el día patinando el vasto complejo de la Universidad de Burdeos. Primer spot: rugoso plano que se extendía hasta donde alcanzaba la vista. Un buen spot para calentar, aunque algunos se pusieron más serios, como por ejemplo Jimmy, que planchó Sugarcane. La universidad albergaba todo tipo de spots, pero pronto comprobamos que los “seguratas” locales no estaban especialmente alegres de nuestra visita. Habiendo patinado con mayor o menor éxito diferentes puntos del recinto, emprendimos nuestro viaje hasta la frontera española, dirección a Bilbao.

Martes 8 de junio

Bilbao nos recibió con su cielo gris. Parecía que iba a llover pero nos dirigimos de todas formas al EMB (versión Bilbao). El spot había sido renovado desde la última vez que había estado allí, con más bordillos y un bank de mármol nuevo; el legendario spot está mejor que nunca. La naturaleza bordillera y de planters de la plaza era, sin lugar a duda, el hábitat de Javier. Comentó que quería probar Switch Flip Back Tail a Nosewheelie Revert, a lo que los encargados del departamento audiovisual respondieron con un “Umm, bien”, y empezaron a buscar el mejor ángulo. El problema surge cuando el patinador cae su maniobra al tercer tiro, antes de que nadie haya ni tan siquiera encendido su respectiva cámara….”Ey, Javi, ¿puedes darle otro?”.Habiendo escapado no sé cómo del campo de fuerza que parece poseer el EMB, llegamos a una plaza en la que encontramos una plataforma rodeada de picados banks. Mike no perdió un segundo y se tiró de Ollie para adentro mientras Mike buscó el gap más largo y lo saltó de Bs Flip hasta el suelo. Terminamos el día con Mark apunto de tirarse por el enorme rail de un colegio. Los dioses no debían verlo muy claro ya que se pusieron a caer chuzos tan pronto como Mark le dio el primer tiro. En un segundo todo estaba chorreando y dimos por finalizado el día.

Miércoles 9 de Junio

Empezamos el día calentano en un vertical, o al menos eso hicieron John y Mike, que estuvieron ocupados volando como animales la monstruosa rampa metálica situada en una intersección bilbaína. De la rampa nos movimos hasta la plaza con olas de ladrillo. Estábamos informados de que no dudaríamos ni un segundo y así fue. Sin haber empezado la sesión, la policía nos invitó a finalizarla. Fuimos a tomar un café y Mike seguía obcecado con probar algo, por lo que decidimos ir sólo con él. En un par de tiros marcó un Backside Grab de libro y pusimos pies en polvorosa. El último spot del día consistía en un rail contra un muro y ventana con el espacio suficiente para enganchar el pie. Mike lo grindó con bastante facilidad y, cuando ya parecía que tenía el Backside Smith, una tromba de agua acabó con el día en lo que a patín se refiere. Con Bilbao empapada y sin pinta de parar, preparamos la maleta y pusimos rumbo hacia el cuartel general de Javi en Vitoria. La demo en Vitoria fue genial. El parque de cemento, situado en medio de una plataforma y rodeada por dos torreones, parecía estar tomada por todos los vecinos que se habían acercada a mirar. Además, el tobillo de Kevin estaba ya mucho mejor y básicamente cerró la demo con un gigantesco Kickflip por encima de un enorme hip.

Jueves 10 de Junio

No pasó gran cosa este día… Ya desde por la mañana, más y más lluvia; seis horas de carretera más tarde llegamos a Madrid donde dimos mil y una vueltas hasta encontrar el hotel, cenar algo y descubrir que seguía lloviendo.

Viernes 11 de Junio

Habiendo sufrido la ira de la madre naturaleza los días anteriores, amanecer secos y caldeados en Madrid fue más que bueno. Con la sensación de haber perdido bastante tiempo los últimos días, todo el mundo grabó algo en el primer spot: una plaza repleta de banks cuyo obstáculo estrella consistía en un enorme bank central con bordillo a ambos lados… difícil de explicar, pero sin duda no es el tipo de terreno que encontrarás en un skatepark. Christian, rider local de éS, estuvo con nosotros en Madrid y no tardó mucho en dejar huella al planchar un Switch Backside Heelfilp en el doble set frente el museo de arte… ¡todo mientras le perseguía un grupo de niñitas de si años! El último spot del día consistió en un par de hubbas grandes y escaleras debajo de un puente (Juan Bravo.- nota traducción.) Kevin ya estaba mucho mejor, y creo que el Ollie por encima de la barandilla cayendo al bordillo pueden dar crédito.

Sábado 12 de Junio

Ya en el último día de tour, unos cuantos del grupo se acercaron al skatepark de cemento rojo de los viejos vídeos Antihero (Alcobendas Nepal.- nota traducción). El sitio es muy antiguo, lo que se traduce en máxima dificultad. Mientras John patinaba el bowl grande, Mike probaba Backside Noseblunt…entonces, más lluvia (¿soy yo o estuvo lloviendo todo el tour?). De hecho, llovía tanto que hasta el más mínimo trayecto hasta un restaurante o para dar un paseo cubierto te dejaba completamente calado. Ese mismo día nos acercamos hasta un indoor cercano. Mini rampa juguetona, rail pequeñito, un par de bordillos y unas birras. Fue una sesión privada de lo más gustosa sin la presión de estar en una demo y lo cierto es que no se me ocurre mejor manera de acabar un tour. - SA



comments powered by Disqus