La expo del Print Exchange Program: FILM X VIDA

Pasados los años, el Print Exchange Program ha generado una enorme biblioteca de imágenes y mensajes a la vieja usanza, y ha dado lugar a la exposición “Film Por Vida”. Retratos, bodegones, abstracciones, imágenes de acción… el único requisito es que sean copias reveladas y enviadas vía correo postal tradicional. Todas con su historia personal vinculada a los autores y al propio Jai, marcadas por el trayecto físico que les ha tocado vivir, por las manos que inevitablemente las inspeccionan, y por los garabatos que cuentan su frágil historia. Y esa enorme biblioteca por fin ha visto la luz. Este pasado septiembre, una galería de San Francisco inauguraba la primera exposición de este precioso proyecto, dando la oportunidad de que cualquier mortal apreciara la magia de esta colección tan privada y tan pública al mismo tiempo. Desgraciadamente no nos daba para un billete de avión (bueno, no nos daba ni para el taxi hasta el aeropuerto), así que decidimos molestar a Mr. Tanju un rato para que nos lo explicara todo al detalle. Esto es lo que el bueno de Jai pudo contarnos en una hora escasa de charla virtual.

Explica con detalle cómo empezó el “Print Exchange Program”. ¿Cómo nace algo así?
¡Pues la verdad es que fueron varias chispas las que arrancaron el fuego al mismo tiempo! En primer lugar, ¡estaba aburridísimo! Por aquel entonces trataba con todas mis fuerzas de ser un fotógrafo de skate en toda regla, pero como al mismo tiempo soy un tío que siempre se levanta a las 7 de la mañana y nadie patina hasta la tarde, siempre me quedaba mucho tiempo muerto. En segundo lugar, un amigo me había enseñado una película llamada “How to draw a bunny” (“Cómo dibujar un conejo”), que trata de la vida de un famoso artista llamado Ray Johnson. Ray arrancó un proyecto de intercambio artístico a finales de los 70 en Nueva York llamado “The New York School of Correspondence”, en el que envió cientos de collages por correo durante años a otros artistas (pintores, poetas, escritores…). ¡Su historia y perspectiva sobre cómo crear arte me inspiraron muchísimo! Si no la has visto te recomiendo que lo hagas. En tercer lugar, y esto sucedió minutos después de haber visto ‘How to draw bunny” en la oficina, miré en la pared de encima de mi escritorio, donde había una fotografía pegada con chinchetas que Joe Brook me había enviado hacía un par de años. Saqué la foto de la pared y le dí la vuelta: era una felicitación navideña de la revista Slap, y tenía un mensaje en la parte trasera, un sello viejo y un garabato de una cámara. Volví a darle la vuelta para mirar la foto y me pregunté: ¿cómo es que Joe hace tiempo que no manda nada…? Y en el momento en el que acababa de plantearme esa cuestión en mi cabeza, ¡la respuesta me vino como un relámpago! Yo nunca le había enviado nada, así que ¿por qué iba él a seguir haciéndolo? Ese fue el momento en el que le dí un par de vueltas y creé el Print Exchange Program. A finales de esa misma semana ya había enviado 20 postales fotográficas a diferentes personas que conocía, y la cosa empezó a despegar muy rápido.

¿Cuánta gente –más o menos– crees que ha colaborado hasta la fecha? ¿Decenas, centenas, más…? ¿Cuál es el perfil habitual del colaborador?
A estas alturas ya no lo tengo muy claro. ¿Entre 300 y 400, tal vez…? No sé, ¡podrían ser 500! El perfil habitual es el de alguien vinculado a la fotografía de skate, pero la verdad es que recibo material de todo tipo de procedencias.

¿Qué crees que es lo que motiva a la gente a involucrarse? Y a ti, ¿qué es lo que te mantiene con ganas? Seguro que la cosa te quita mucho tiempo.
Creo que, en general, se trata de gente que siente interés por mantener correspondencia con personas cuya manera de pensar es parecida, pero tal vez viven en diferentes lugares. ¡El correo postal ya es emocionante en sí mismo!

Pues sí, hoy en día recibir un sobre o paquete con tu dirección escrita en rotulador es un gustazo, una experiencia poco común.
Significa tanto para muchas personas el recibir algo “material”, físico… Algo que pueden colgar en la pared o en la nevera, que pueden ver a diario sin necesidad de conectarse a Facebook… Me emociona que haya tanta gente involucrada, y que sigan manteniendo el contacto entre ellos, ¡e incluso que se hayan hecho amigos! Es una tarea bastante costosa, pero también un pasatiempo que merece la pena. ¡Los amigos que he hecho durante el P.E.P. son muy merecedores de mi tiempo!

¿Quiénes son los fotógrafos de patín (o simplemente skaters) cuyos “paquetes” te han gustado más? O si quieres plantearlo de otra manera, ¿cuáles han sido los más especiales?
Algunos de mis favoritos son Joe Brook, Dave Schubert, Mark Waters, Greg Hunt, HOT FUDGE y Sam Milianta. Joe porque es un buen amigo y un fotógrafo con talento, cuya personalidad surge siempre con fuerza en sus imágenes. ¡Dave porque su visión es tan amplia y vasta…! Además, es un tipo muy misterioso, lo cual me genera mucha curiosidad. Mark porque tiene tal cantidad de fotos de los años 80 que siempre me recuerda a un momento de mi vida en el que todo era divertido y gratis. Además es un fotógrafo de San José (mi ciudad) al que siempre he admirado. Greg tiene tanto talento como fotógrafo y videógrafo, y pone tanto esfuerzo en todo lo que hace, que su correo siempre destila su sello. HOT FUDGE es un equipo de dos tíos de Tokio, fotógrafo e ilustrador, que siempre adjuntan serigrafías brutales con sus fotografías. Y por último, Sam porque fue el primero en devolverme un correo, ¡y nunca ha dejado de hacerlo! Además, se ha convertido en un buen amigo y un portavoz del Print Exchange Program, y también se encargó de llevar la exposición a Salt Lake City.


Últimamente me ha alegrado mucho el haber recibido correo de Dennis McGrath e Ivory Serra, ambos grandes profesionales. También he recibido de Ed Templeton, Bryce Kanights, Tobin Yeeland, Ken Nagahara, Taro Hirano, Chet Childress, Jon Merhing, Kyle Camarillo, Mark Whiteley, e incluso hace poco me han llegado cosas de Ben Gore (que patina para Stereo). Siempre me alucina cuando me llega material de gente nueva, ¡y anhelo ese placer matutino del momento en el que abro el buzón para ver qué hay!

¿Hay algún tema o género que sea más recurrente que otros? ¿Retratos, paisajes, bodegones, imágenes de acción…? ¿Y por qué crees que es?
Puesto que el patín es el nexo conceptual del P.E.P., las fotos siempre tienen que ver con él, de una forma u otra. Teniendo eso en cuenta, el retrato tal vez sea lo más común.

Cuéntanos algunas de tus historias favoritas acerca de material recibido.
Una vez recibí un coco, ¡fue un puntazo! Me encanta cuando pasan cosas raras en la oficina de Correos. Suele suceder que llegan cosas con un sello que pone “franqueo a deber” (porque la gente no paga lo que toca). Hace poco, mientras estaba en la expo de Noruega unos días, mi mujer (que sacaba a pasear al perro al volver del trabajo, cosa que normalmente hago yo) se encontró con una foto tirada por la acera. La recogió pensando en que se parecía a las cosas que me llegan a mí y resultó que así era, ¡se le había caído al cartero y era una vieja foto que me encantaba de Jeff Grosso! Una historia bastante graciosa se la escuché recientemente a un colaborador de Oklahoma. Se llama Aarom Frisby, lleva mucho tiempo involucrado en el programa y la verdad es que comparte fotos con mucha gente. Una tarde su mujer le llamó al trabajo diciéndole que había tres motos con pinta muy Motley en frente de su casa, y que unos señores preguntaban insistentemente por A. Frisby. Tenían aspecto sucio, peligroso, y uno de ellos hablaba japonés, así que la mujer tenía miedo de responder. Aaron se plantó al momento en su casa y el rudo motero asiático resultó ser Ken Nagahara, fotógrafo con el que compartía material, y que estaba haciendo un viaje cruzando el país con dos colegas. Una de las motos se había estropeado ¡y Ken recordaba la dirección de Aaron por sus postales (la cual, por cierto, está en medio de la nada)! Acabaron por quedarse a cenar y a dormir hasta el día siguiente.

Y es que esa es una de las mayores ventajas del P.E.P, conocer a gente de todo el mundo, hacer amigos con los que compartir correspondencia, y acabar teniendo un lugar más donde alojarte.

Ver cómo funciona este proyecto ¿te da esperanza de que la fotografía analógica tenga un futuro amplio? ¿O crees que es la pasión de unos pocos románticos?
¡Creo que hay esperanza para lo analógico en todas sus formas! Como discos o material impreso (libros y revistas). Pero es cierto que no es para todos. En mi opinión, aún hay respeto generalizado por la fotografía analógica y el arte del revelado y las copias.

Vale, una pregunta puñetera. Todo suena muy bonito pero… ¿todo lo que recibes es especial? ¿O hay cierta cantidad de “piezas descartables”, de basurilla? (risas)
¡Honestamente, todo lo que llega me parece especial! Hombre, nada de lo que llega es basura, pero sí que puedo valorar cuando alguien ha dedicado cierto tiempo y esfuerzo en una pieza.

Acabáis de presentar la exposición “Film Por Vida” en San Francisco, y no estoy seguro de si es la primera de este tamaño que hacéis. ¿Puedes contarnos cómo fue? ¿Es difícil seleccionar qué material vais a exponer y cómo lo presentáis?
Esta ya es la quinta exposición, y todas han sido igual de importantes (ups…). La primera fue en Nueva York en la Fuse Gallery, después fue a Londres a la Wayward Gallery (esta la conocía, que conste…), la siguió Salt Lake City con el SLC Photo Collective, y la penúltima nos llevó a Trondheim, Noruega, al espacio Rake Visingrom. Ahora presentamos en la galería Book And Job de San Francisco, ¡y la inauguración fue un éxito! Muchos de los participantes vinieron de todas partes del país, ¡incluso de Japón! Por otra parte, la expo ha viajado en formato reducido (imagino que te referías a esto) a Reno, Navada, y Alemania. La selección no es complicada porque la verdad es que muestro la colección entera: unas 3.000 piezas de correo con unas 40 fotografías enmarcadas (más o menos) de los pesos pesados del proyecto.

¿Cuánto tiempo te gustaría que el Print Exchange Program se mantuviera activo? Ya llevas años, pero la cosa se ve fértil con vigor.
La verdad es que no veo ningún motivo por el que tenga que dejar de funcionar. A no ser que el servicio postal de todo el globo pare en seco. Lo cual podría suceder en algún momento, supongo. ¡Mientras tanto seguiremos compartiendo y abriendo las alas por todo el mundo!

Bonita imagen. ¡Eres la leche Jai!
¡Gracias UNO! - AS



Exposure: Jai Tanju


comments powered by Disqus