Entrevista con Mario Cano

Vamos a conocerte un poco más. ¿De dónde eres Mario?

(risas) Más bien, pegado a las experiencias que te da la VX.

Nací en Colombia, pero soy de aquí, del mundo.

Te gusta vivir el momento, y si el momento te pide estar en Barcelona y a la semana siguiente en Cadiz, tu no tienes problema en moverte. Sin embargo, escogiste Valencia como tu “hogar” durante una larga temporada. ¿Por qué?

Porque como en todas las ciudades, al principio es todo nuevo. Valencia es como tu has dicho un hogar, pero un hogar para ti solo. Siempre ha sido una ciudad muy tranquila, sin movimiento masivo de gente.

Hablemos de tus andaduras como filmer. ¿Cuáles fueron tus comienzos?

¿Cómo empecé? Solo me acuerdo de que Cristina me dejó una cámara pequeña para que nos grabásemos para recordarlo en el futuro.

¿Y la VX1000?¿Por qué empezaste a grabar con esta leyenda teniendo el HD tan a mano?

Cuando quieres algo haces lo posible para conseguirlo, y la VC la quiero. El HD está a mano siempre. ¿Qué mola más, HD o VX?

Voy a seguir grabando en VX hasta que las circunstancias me hagan cambiar de formato, pero de alguna manera, sea como sea, mantendré la VX en mi mano, ya no por el salto, sino por la gente que he conocido grabando.

¿Conociendote, siempre andas en algún proyecto. ¿A que le dedicas tus horas actualmente?

Pues ahora mismo, a buscar trabajo estable y también editando un vídeo para Irony Skateboards que se va a llamar “Hit and quit”.

¿Quién te inspiró para grabar?

Alex Marco, y gente nueva que he conocido a lo largo de estos años.

¿Cuál es la experiencia más “heavy” que has tenido grabando?

La del tour con adidas, en “Carreteras secundarias”. Teníamos que hacer un truco en un club de alterne, y la dueña del local cogió mi “cruiser” y eso se convirtió en una especie de película. “¡Papaaa, trae la escopeta! $%&·$%&·$%”

Otra, con Julian, en su casa… La Poli rompió su puerta, y se puso hecho una furia a tirarles cosas desde la ventana. (risas) Yo estaba escondido detrás de la puerta grabando por la mirilla mientras contemplaba una de las peores escenas que nunca he visto, en España, vamos.

Llega la hora de despedirnos. ¿Te gustaría finalizar con algunas palabras?

Quiero dar mandar un fuerte abrazo a “Jovi” de Cincuanta-cincuanta Skateshop por apoyarme desde el primer día, a Irony Skateboards, a todos con los que he grabado o compartido una tarde patinando. ¡Otro abrazo fuerte para mis padres, ya que ellos son la verdadera motivación para levantar montañas si hace falta!

comments powered by Disqus