Entrevista a J Grant Brittain

Bio
Grant Brittain cogió una cámara cuando tenía 25 años y comenzó a usarla con sus amigos skaters en el “Del Mar Skate Rancho”. Aquel rancho era un skatepark en un pequeño pueblo playero al norte de San Diego (California), en donde él trabajaba en los tempranos 80s y donde desarrolló sus habilidades como fotógrafo. Muchísimos disparos, intentos de prueba y errores le sirvieron para poder aprender a manipular su cámara de 35 milímetros. En 1983 Grant fue llamado para contribuir con sus fotos de skate en una revista que se estrenaba, era nada menos que la Transworld Skateboarding Magazine. Con el tiempo se convirtió en el editor de fotografía y uno de sus fotógrafos más antiguos. Durante los siguientes 20 años, Brittain ayudó a la Transworld a crecer hasta convertirse en la revista de skate más popular del mundo, capturando a los mejores skaters de las últimas décadas en fotografías que se han convertido en clásicos. El trabajo de Brittain refleja su profundo compromiso con la cultura joven emergente. Más tarde Grant y un grupo de skaters de élite dejaron Transworld y comenzaron su propio proyecto, The Skateboard Mag.

Desde entonces, la fotografía de Grant ha ayudado a definir los momentos fundamentales en la escena skater durante tres décadas. Las imágenes que Brittain ha tomado desde los años 80 todavía están siendo publicadas en las revistas de hoy en día. Fue en aquellos años donde se iniciaron míticos skaters, destrozando rampas, zanjas y piscinas, y cuando comenzaron a verse en revistas completamente nuevas dentro de los medios masivos de comunicación.

Tras ayudar en el arranque de Transworld Skateboarding Magazine en 1983, y pasar veinte años como su editor y fotógrafo, Grant fue famoso por la calidad en su dirección de arte durante la época de oro de la revista, aquellos años 80. Las fotografías de Brittain se publicaron junto a las contribuciones del genio creativo de cine Spike Jonze y leyendas del skateboard como Mark Gonzales, Steve Berra y Tony Hawk.

“Yo patinaba desde que era pequeño pero estaba más interesado por el arte; pensé que podría ser dibujante o artista”, dice. “Luego, cuando empecé a disparar fotos de skate, el artista murió, al igual que las caricaturas. Tenía 25 años cuando hice mi primera fotografía y fue totalmente por accidente, nunca pensé que 30 años más tarde estaría trabajando para una revista de skateboarding”.

Nos gustaría que nos cuentes tus recuerdos acerca del Skate Ranch:
El “rancho” es un skatepark en una pequeña playa al norte de la ciudad de San Diego, CA. Trabajé allí durante seis años (1978-1984), y fue durante ese tiempo cuando comencé mi carrera como fotógrafo. Dormí en la mesa de billar durante ocho meses y gocé del mejor ambiente posible para hacer fotos de skateboarding. Un gran lugar de reunión con la banda.

¿Tienes una foto favorita en tu colección? Si es así, ¿cuál es la historia detrás de ésta?
Sí, The Chris Miller poleCam en 1987. Estaba con Chris en un skatepark lleno de bowls y tubos enormes, monté mi cámara en un mono pié y utilicé uno de esos gatillos para disparar a distancia. Se pueden ver nuestras sombras en la fotografía.

¿Cómo ha cambiado tu carrera desde los días como fotógrafo independiente, hasta convertirte en fotógrafo y director de Transworld y The Skateboard Mag, entre otras?
La verdad que hice un montón fotos e invertí mucho tiempo y dinero durante unos cuantos años antes de conseguir publicar en cualquier revista. Ayudé a Transworld desde su inicio y eso me dio la oportunidad de financiarme el material de fotografía, perfeccionar mis conocimientos y viajar por todas partes para documentar skateboading. Al final conseguí que publicasen mis fotos en las revistas y he tenido la oportunidad de andar con los patinadores más famosos; ellos saben bien que no están perdiendo su tiempo conmigo. Ser el director de fotografía sólo me da más libertad y control.

¿Cuáles son algunos aspectos positivos / negativos que el periodismo on-line ha traído a tu trabajo en The Skateboard Mag?
Me encanta Internet, lástima que no existiera antes. Pero también creo que tiene su lado negativo, y es una desgracia que ahora todo el mundo pueda “disparar” con una cámara digital y se vean en todas partes fotos de segunda categoría.

¿Cuáles son tus predicciones para el futuro de las revistas impresas?
Las revistas cumplen un rol histórico dentro del skateboarding, y los lectores todavía buscan conseguir las revistas impresas, ya que tienen más peso que una página web. Imprimir significa durar más tiempo.

Después de tantos años de trabajo, ¿qué te anima / motiva para seguir haciendo fotos?
Me encanta la energía del skateboarding, siempre cambiante y nunca aburrida. Me fascina el estilo de vida, la apariencia de la tabla y la sensación que ella trasmite. Y cuando estoy cerca de personas que no son patinadores me siento un poco extraño; imagina mis diálogos con otras personas de cincuenta años de edad, ¿de qué puedo hablar?

¿De qué manera has visto cambiar a los skaters con los años en California? ¿Por qué cada nueva generación de skaters es diferente de la anterior?
Aunque aquí en EE.UU. perdemos de la escena a una gran cantidad de skaters cuando se sacan su carnet de conducir, creo que los estilos siguen desarrollándose continuamente; sube el listón considerablemente con más escaleras, barandas, tuberías, piscinas… ¿Quiénes son algunos de tus skaters favoritos para fotografiar?
Me encantaba disparar mi cámara con los creadores, Miller, Hawk, Gonzales, etc. Siempre tenían algo guardado en la manga, como los magos.


¿Qué consejo puedes dar a aspirantes a fotógrafos de skate?
La perseverancia, nunca te rindas. Y que es bueno experimentar en todas las formas de la fotografía.

¿Podrías hacernos un resumen muy breve de tu vida y de cómo has llegado a ser fotógrafo de skateboard? No olvides los detalles importantes. ¿De dónde vienes y cuál era la situación desde tus comienzos hasta el presente?
La verdad que en ningún momento tuve planeado ser un skate-photographer, lo hice por diversión, pasando el rato con los amigos, fotografiándoles mientras ellos patinaban. Lo que sí está claro es que: ¡estaba en el lugar correcto en el momento adecuado! Espero haber aportado algo de profesionalidad y calidad a la fotografía de skate.

Has fotografiado a muchos de los grandes “perros” del skate, old & new school, como Steve Caballero, Christian Hosoi, Tom Swank y Chris Miller. ¿Has compartido tour con alguno de ellos?, ¿habitación, tal vez? Cuéntanos algunas anécdotas acerca de estos mega talentos del skateboarding.
Conocí a todos estos chicos en el “Del Mar Skate Rancho”, ya que ellos practicaban mucho allí. A medida que pasó el tiempo comenzamos a viajar cada vez más, y en aquel momento tan solo había un puñado de fotógrafos que nos dedicábamos a esto. Aquellos skaters eran sólo chicos normales, eso sí, con mucho talento y creatividad.

¿Qué tipo de skate te gusta más para hacer fotos, old school o new school? ¿Podría hacer una observación de ambos estilos, teniendo en cuenta tus gustos y preferencias?
En realidad me gustan los dos, son diferentes. Por un lado me encanta hacer fotos en grandes piscinas con los skaters más veteranos, y por otro, usar cámaras móviles con los más jóvenes. Todo está condicionado a la energía y el estilo de skate.

Háblame de crecer y vivir en California, ¿cuál es la situación social, los skateparks, las leyes, cosas como esas?
Amo California, nací aquí. Antes de comenzar con mi etapa de viajes no conocía otra manera de vivir que ésta. Y ahora, tras volver, me tomo la vida de otra manera, tranquilamente, respetando el tiempo de maduración de las cosas. Sé lo especial que es este lugar. En cuanto a las leyes, aquí el skate es ilegal en todas partes.

Teniendo en cuenta que fuiste uno de los primeros fotógrafos que empezó a documentar la escena del skateboarding, ¿has tenido algún referente que te haya influenciado?
Los Maestros, Richard Avedon, Irving Penn, Walker Evans, Ralph Gibson, Keith Carter, Henri Cartier- Bresson, Robert Frank, Diane Arbus, entre otros. Y principalmente los skate-photographers de los 70 que vinieron antes que yo, Warren Bolster, Glen Friedman, Jim Goodrich, Ted Terrebonne, Craig Stecyk y James Cassimus. Aprendí mirando sus fotos en las revistas, aunque también me he inspirado mucho en mis compañeros.

¿Cómo es un día en tu rutina diaria? Desde tu trabajo, tus aficiones, tu tiempo libre, tu hogar y tus días de skate y fiesta.
Todos los días tengo que contestar varios correos electrónicos, ponerme en contacto con fotógrafos, trabajar con Photoshop, registrar fotos, intercambiar ideas en Facebook… A veces tengo que “apagar jodidos incendios” y hasta hago algunas sesiones de fotos de vez en cuando.

¿Cómo ha ido cambiando tu vida, desde el comienzo, como fotógrafo de skate?
El cambio de las cámaras mecánicas y los revelados en el cuarto oscuro por la imagen digital ha hecho que la fotografía sea más rápida, barata y fácil; lo cual también ha propiciado que hayan surgidos nuevos fotógrafos menos creativos y más espontáneos. Hoy en día, si sabes utilizar algún software de edición de imagen, fácilmente podrás arreglar fotos mediocres. Me encanta la foto digital, pero creo que es una lástima y un desperdicio no conocer las técnicas clásicas, como el revelado de películas dentro del cuarto oscuro. Está muy bien poder ver la foto al instante de dispararla, pero creo que mi experiencia con la fotografía analógica me ha ayudado a ser mejor fotógrafo.

¿Fue difícil la transición de la foto mecánica a la digital?
La mutación fue fácil, es sólo otra herramienta en la caja de pinturas y Photoshop es el cuarto oscuro para lo digital. Amo a ambas y soy consciente de que no se puede hacer una revista en 2011 sin utilizar la fotografía digital.

¿En qué proyectos estás trabajando actualmente? Hago The Skateboard Mag con (Dave) Swift, Atiba (Jefferson) y otros, y estamos trabajando en nuestra edición 75. Yo soy el gerente de producción, director de fotografía y co-propietario, así que tengo en mis manos dirigir el negocio. Personalmente, lo que más me entusiasma son las sesiones de las fotos de skate, una vida tranquila y nada de policías abusivos. También estoy trabajando en un proyecto de retratos, algo que ya veréis.



comments powered by Disqus