Skateboarding en Cuba. Unomagazine. Skate.

El Skateboarding en Cuba

Cuba es una pequeña isla bañada por el mar del Caribe, con un ambiente agradable y agitada por la naturaleza. Un paisaje que acostumbra a imaginarse con el son de Buena Vista Social Club de fondo y en el que paseando por sus calles puedes llegar a creer que has viajado en el tiempo, con coches de los años 30 rindiendo una preciosa oda nostálgica.

Puede que ahora te haya inspirado un paisaje conservador y carca, pero si sigues leyendo te mostraré mi aventura en estas tierras, revolucionaria por naturaleza, en la que se enciende el espíritu del skateboarding más salvaje.

Así que vamos a ambientarnos para entrar de lleno en el alma cubana:

Mi nombre es Luiz Furtado y me formé en la ciudad brasileña de Rio de Janeiro. Hace un tiempo viajé al paraíso cubano con la idea de quedarme un buen tiempo en La Habana, concretamente en la calle Prado del barrio de La Habana Vieja. Fue una de esas ocasiones en las que debes creer en el destino, ya que la casa que iba a ser mi hogar durante mi estancia estaba justo en frente de un mítico punto de reunión de patinadores. Pura suerte, o no…

En mi vida, mi primer contacto con el Skateboarding fue con la película “Lords of Dogtown”, en la que disfruté muchísimo viendo a los chicos subversivos y perturbados transformando toda esa energía en skate. Posteriormente, ya en Cuba, tuve el placer de compartir largos días llenos de experiencias impresionantes con los amigos cubanos que allí hice; Alberty, Álvaro y Julián. Además he podido inmortalizar toda esta experiencia en el corto que el productor Serra Negra está desarrollando actualmente y del que espero que tengáis grandes y buenas noticias muy pronto. Así, que sin más preámbulos os voy a explicar como se vive y siente el skateboarding en Cuba.

La situación del Skateboarding en Cuba

Cuando llegué a la ciudad, quise integrarme en el grupo y creí que la mejor forma para hacerlo era donando mi skate, que aunque estaba ya un poco viejo, aún tenía mucho truco que planchar. Pensé que este gesto podría ayudarme a establecer una relación más amigable con los locales, pero me equivoqué. Mi error fue pensar que iban a necesitar algo de valor para abrirse a mí, pero no fue así. Finalmente conseguí una relación muy intensa y de amistad en sus medios más puros con todos ellos.

Fue muy impactante el momento en que quise donar mi tabla. La primera reacción de uno de los chicos fue la de darme un cheque por su valor. Un instante más tarde dividieron las piezas del skate entre ellos. Este “pequeño” gesto dice mucho de cómo funciona el skate cubano, siempre bajo un clima de unidad y amistad, que en ocasiones parece insostenible dado el escenario competitivo de este deporte tal y como se está desarrollando en otros países del mundo.

Skateboarding en Cuba Unomagazine,f

Los skaters cubanos no lo tienen fácil, no existe ningún espacio dedicado al skate donde patinar y disfrutarlo. Tan sólo hay un lugar, que no sé si podríamos llegar a llamar Skatepark, que se encuentra en mal estado, con piezas oxidadas y bastante peligrosas para los patinadores.

Alberty, un chico un tanto tímido al principio y de tan sólo 15 años me dijo: “Empezar a patinar fue un poco duro, porque a veces no tienes las cosas necesarias para poder hacerlo y cuando no puedes hacerlo… ¡me falta el aire, mi hermano!. Cuando no tienes zapatos o no tienes tabla, no sabes qué hacer, tienes que inventarte cualquier cosa, encontrar algo que vender y así conseguir un skate o unos zapatos.”

Alberty es una promesa del skateboarding, tan solo hace falta ver como sube a bordo de la tabla y se deja llevar, mostrando su pasión, talento y arte para surfear las calles de la república.

Cuando conocí a Julián pronto me di cuenta de que él era el más veterano del grupo y la persona a cargo de las negociaciones con la policía. Pude ver en más de una ocasión, que las autoridades no tienen buena relación con los jóvenes skaters de la ciudad, aunque ya sabemos que esto no es exclusivo del país cubano.

Julián muestra a cámara la multa de 100 cucs (algo más de 4$) por patinar en un sitio “indebido”

Julián me explico que estas situaciones son muy comunes en la ciudad. Recuerda que cuando empezó a patinar, siendo aún un niño, un oficial de policía le requisó su tabla, pero aún así él nunca se sintió intimidado y mucho menos desmotivado para seguir patinando.

Podría realizar una gran lista de quejas del panorama del skate en Cuba, pero prefiero hablar de la iniciativa de dos patinadores, el americano René y el cubano Che Pando, que fundaron el proyecto “Amigo Skate Cuba” que desde el año 2009 sigue organizando eventos de caridad, recogiendo piezas de patín no utilizadas en los E.E.UU y las transporta a Cuba, con el fin de apoyar este deporte en el país.

Este proyecto me conmovió, ya que pude observar desde cerca como los patinadores cubanos se emocionaban al recibir equipos de calidad. El proyecto social que se inició con esta unión de René y Che, sigue en crecimiento y ha conseguido nuevos adeptos en varios países alrededor del mundo, lo que ha permitido un crecimiento y mejora del skate en Cuba. Puedes saber más sobre el proyecto en www.amigoskate.com.

Skateboarding en Cuba Unomagazine,f

Los cubanos imaginan un futuro muy incierto, sin saber qué dirección tomará el gobierno, pero si tienen claro que la nación está servida por jóvenes muy dispuestos y perseverantes.

La filosofía del Skateboarding cubano

El mayor de los aprendizajes que me llevé de Cuba y que me enseñaron estos chicos es que existen algunas cosas más importantes que otras. Para ellos, es mucho más importante la práctica del deporte por diversión que por cualquier otra cosa. Esa sensación persiste en mi cabeza y me ayuda a luchar con la idea general y antagónica, en la que la mayoría de patinadores sueñan en ser patrocinados sin siquiera divertirse con el skate.

La experiencia en Cuba me dio un gran consejo para la vida: “No hay dinero que pueda comprar la sensación de mirar a las personas y ver que están vivos, que el skateboarding les corre por las venas y que su espíritu revolucionario sigue intacto y puro, al menos en Cuba”

Si quieres ver el reportaje fotográfico al completo, puedes hacerlo en el flickr de Luiz Furtado

comments powered by Disqus